#TravelTips: Vail, mucho más que nieve

Como buenos aficionados a la gastronomía, siempre estamos en busca de lugares, ya sean ciudades, países o sitios en específico como restaurantes y hasta mercados que ofrezcan experiencias que permitan descubrir nuevos sabores, colores y aromas.

Además, desde hace varios años, existen festivales donde podemos disfrutar de los chefs y sus propuestas, conocer de vinos, productos y hasta clases y demostraciones de cocina, donde a través de 3-4 días, uno puede deleitarse con los platillos de grandes maestros del sartén y extasiarnos de ingredientes y todo tipo de bebidas.

v1

Este fue el caso de Taste of Vail, que entre eventos y luminarias, evento que no te puedes perder. Este festival es uno de los que tiene una de las más largas trayectorias en Estados Unidos y no solo por su antigüedad, 24 años consecutivos, protagonistas y eventos, es que nos llamó tanto la atención. Es el entorno en el cual se lleva a cabo porque no todo mundo es aficionado de los deportes invernales.

v2

Taste of Vail es el claro ejemplo de cómo toda una comunidad se puede reunir para ofrecer y mostrar sus propuestas gastronómicas, traer a su villa vinos y bebidas de todas partes del mundo, productos de los cuales podemos conocer a través de catas y todo bajo el marco de la luminosa nieve que cubre sus montañas. Este paisaje, sin lugar a dudas, le da un toque muy winter wonderland al evento.

v3

En el primer día de Taste of Vail, se lleva a cabo un show de cocina de todos los restaurantes ubicados en Vail con la particularidad de que todos, sin importar el tipo de cocina que ofrecen, deben preparar uno o más platillos únicamente con cordero como ingrediente principal. Ubicados en pequeñas estaciones a lo largo de las calles de Vail Villa, los más de treinta restaurantes hacen sus propuestas con este ingrediente.

v5

¿Los resultados? entre unos y otros, todos resultan en una grata e interesante sorpresa pues es un honor degustar sus propuestas. Aquí lo importante es entender que todo es cuestión de gustos y habrá a quienes les parecerán mejor unos y otros platillos. 

¿Lo importante? tener la oportunidad de degustar la mayor cantidad posible.

A esto hay que agregarle que se suman más de treinta bodegas y viñedos de Estados Unidos y del resto del mundo para ofrecer sus mejores etiquetas para el deleite de quienes entre bocado y bocado, necesitan de un buen trago en busca del maridaje perfecto y espontáneo poniendo en práctica lo que se aprende en las catas y degustaciones ofrecidas previamente.

v6

Para el segundo, uno debe despertarse temprano pues hay una cata de champañas y vinos espumosos y si acostumbras tomar mimosa para desayunar en fines de semana o entre semana, no es de extrañar que puedas ir a una cata a las 10 de la mañana solo por el gusto de deleitarse con las burbujas de esta bebida que cautiva a casi todos los paladares.  Algo mágico tienen las burbujas pues siendo de diferentes países y uvas, quedarás impresionado. Ocho etiquetas de los Estados Unidos, España, Italia y el nuevo mundo.

v4

¡No te pierdas el de 2017!

Aquí toda la información que debes de saber: Taste of Vail

 

 

 

#TravelTips: Oaxaca, el paraíso oculto

Calles llenas de color, lugares históricos, playas vírgenes y una exquisita gastronomía es lo que ofrece este paraíso oculto: Oaxaca.

o1

Lo primero que llama la atención es el centro turístico que parece un mosaico de colores que nos invita a pasear por horas hasta conocer el más remoto rincón. Oaxaca es una ciudad tranquila, segura y con buen ambiente a cualquier hora del día. En la plaza central se ubica su famoso Zócalo, un mercado renovado y que antes de la renovación, puso en peligro el nombramiento de Patrimonio Cultural de la Humanidad que le fue concedido en 1987. Es recomendable reservar hotel dentro o cerca de esta zona.

o2

Durante las noches encontrarás pequeños bares donde puedes tomar diferentes bebidas que corresponden a tus antojos, desde piñas coladas hasta mezcal. Además, podrás echarte unas buenas bailadas.

De día te recomendamos visitar el tempo de Santo Domingo de Guzmán, que data del año 1551, fecha en la que los primeros dominicos llegaron a estas tierras.

o3

También te recomendamos reservar tours en los hoteles, pues son económicos y te ofrecen llevarte a ciertos lugares de interés. Resulta bastante cómodo no tener que preocuparse por el transporte. Uno de los autobuses de los tours te podrán acercar a Santa María del Tule, con un árbol majestuoso con nada más y nada menos de dos mil años. Te dejará impresionado.

o4

Su circunferencia es de 42 metros y tiene una altura de aproximadamente 42 metros. Pesa más de 600 toneladas según se puede calcular, en definitiva deberás contemplar esta maravilla de la naturaleza que además de levantarse frente a nosotros, imaginar toda la historia que este árbol ha visto.

Desafortunadamente, las mejores playas de Oaxaca quedan un poco lejos del centro de la ciudad. Zicatela y Zipolite ese encuentran a unas cuatro horas en coche pero el recorrido vale la pena. Es recomendable reservar al menos, una noche de hotel en estos destinos. En Zicatela se reúnen los aficionados al surf así que es un buen destino si eres amante de la actividad.

o6

Si quieres ir a un lugar más cercano, y sun duda alguna, te recomendamos Hierve el Agua. Un pequeño manantial que nace en la montaña y forma una alberca natural (con agua muy fría), que te invitará a refrescarte mientras disfrutas de la vista.

o5

Aunque bueno, no todo es naturaleza. Hay dos destinos que no te puedes perder en este paraíso. Uno de ellos son las Ruinas de Mitla, en las que vivía la cultura zapoteca (originalmente Lyobaa) que hacía referencia al lugar de descanso de los muertos. 

Esta zona de templos fue destruida por los conquistadores españoles, que utilizaron algunos restos para edificar una iglesia cristiana. El conjunto arqueológico ha sido restaurado y nos brinda una buena idea de cómo lucía Mitla en su pleno apogeo (años 950 – 1521).

o7

Monte Albán es el principal centro de interés turístico por ser un complejo arquitectónico lleno de pirámides y de historia. Aquí sabrás cómo eran los zapotecas y sus costumbres. En algunas lápidas se ve como deformaban sus rostros a propósito para parecerse a los felinos. Estas deformaciones constaban en deformar sus rostros y afilar sus dientes.

El complejo es extenso, así que se recomienda gorra y agua para aguantar la subida y bajada de las pirámides. Desde este punto también podrás hacer buenas panorámicas de la ciudad.

o8

De pensar en tanto caminar, seguramente les ha dado hambre y la verdad es que dentro de todo lo maravilloso de Oaxaca, la comida ocuparía uno de los primeros lugares. Eso sí, entendiendo que todos los paladares son diferentes.

Entonces, para los amantes de la buena comida, deberían señalar en el mapa a Oaxaca como su próximo destino. Encontrarás una rica gastronomía con restaurantes que no decepcionarán a los más expertos del campo.

Pero, empecemos por lo llamativo: ¿a quién le apetece probar unos chapulines con salsa? Una de las comidas más tradicionales -y 100% recomendables-, son los chapulines que pondrán a prueba tu voluntad para probar cosas nuevas. No los vamos a engañar: la textura se siente rara, pero el sabor es otra cosa.

o9

Recomendamos ir a uno de los restaurantes del Zócalo también para probar una tabla de comidas tradicionales que incluyen normalmente: chapulines, carne de res, queso fresco y queso de Oaxaca, quesadillas y cecina.

Oaxaca es una ciudad que se destaca por su comida. Hay lugares de alta cocina  -que definitivamente bajarán tu cartera-, como por ejemplo el restaurante Origen (ubicado en el corazón del centro histórico) o el restaurante Casa Oaxaca. Lo recomendable es que si viajas con varias personas, pidan platos al centro para poder probar más cosas.

o10

Los vinos también son de gran calidad, lo cual no evita que sean económicos. Pero también recomendamos visitar restaurantes locales, alejados de la zona turística. Uno de los más populares es Itanoni, en donde las tortillas son caseras. Y al despertar, nada como un café en Nuevo Mundo Café, que tiene un sabor excelente.